domingo, 24 de febrero de 2008

Dánae y Perseo II

Un murmullo de temor circuló entre los invitados: Medusa era, de las tres gorgonas, la mayor y la más peligrosa. Se ignoraba dónde vivían esas tres hermanas monstruosas, ¡pero se sabía que su cabellera estaba hecha de serpientes venenosas y, sobre todo, que su mirada petrificaba en el instante a todo aquel que se atreviera a mirarlas!
-A propósito-dijo Polidectes-, tú, Perseo, ¿qué regalo nos has hecho?
El muchacho bajo la cabeza refunfuñando: ¿qué habría podido traer a su anfitrión?
-¡Y bien, te tomo la palabra!- decretó Polidectes-. Te ordeno que me traigas la cabeza de Medusa. No regreses al palacio sin ella.
A la noche, Dánae, desesperada, le suplicó que no la dejara. Pero no contó con el orgullo de Perseo, que exclamó:
-No. Polidectes me lanzó un desafío. Y le debo lo que reclama a cambio de su hospitalidad.
Al día siguiente, Perseo erró a lo largo de la costa de Sérifos buscando alguna idea: abandonaría la isla, de acuerdo. ¿Pero a dónde ir?
Fue entonces cuando aterrizó delante de él Hermes, el de pies alados. Ante su estupefacción, el dios de los viajes estalló en una carcajada:
-¡Te veo en problemas, joven audaz! Ignoro dónde se esconden las gorgonas, pero sus otras tres hermanas, las grayas, lo saben. Además, poseen tres objetos sin los cuales no podrás realizar tu misión.
-Y... ¿Cómo hallaré a las tres grayas?- preguntó Perseo.
-Eso no es problema. Sube a mis espaldas, ¡te llevo!
Perseo trepó sobre los hombros de Hermes, que se echó enseguida a volar. El dios voló durante mucho tiempo hacia el poniente antes de detenerse en una región árida y sombría. Le murmuró a Perseo:
-Ten cuidado. ¡Estas viejas brujas no te darán esos datos y esos objetos por propia voluntad! ¡Deberás hacerles trampa!
Al acercarse a las tres hermanas, Perseo hizo un movimiento de rechazo: eran de una fealdad repugnante. Sus bocas no tenían dientes, las órbitas de sus ojos estaban vacías. Parecían agitadas y estar en medio de una gran conversación. Una y otra se pasaban entre sí... ¡un ojo y un diente! Perseo reprimió una exclamación.
-¡Y si!- explicó Hermes-. No tienen más que un ojo y un diente para las tres. ¡Deben, por lo tanto, prestárselos sin parar!
Enseguida, Perseo tubo una idea. Se acercó a las tres grayas; en el momento en el que la primera tendía el ojo y el diente a la segunda, ¡se apoderó de ellos! Las viejas aullaron a ciegas:
-¿Quién eres? ¿Qué quieres? ¡Devuélvenos nuestro ojo y nuestro diente!
-Con dos condiciones: ¡que me indiquen dónde encontraré a sus hermanas Gorgonas y que me den los tres objetos que me permitirán enfrentarlas!
Enloquecidas por tanta audacia, las tres gayas se pelearon y se lamentaron un montón. ¡Pero ni siquiera tenía ya su único ojo para llorar! Por último, una de ellas suspiró:
-Bien. Encontrarás a Esteno, Euríale y Medusa en los confines del mundo, en una caverna, más allá del territorio del gigante Atlante.
-Aquí están las sandalias aladas que te permitirán llegar, una alforja mágica y el casco de Hades.
-¡El casco de Hades! ¿Para qué me servirá?
-Aquel que lo lleva se vuelve invisible. ¡Ahora, devuélvenos nuestro bien!
Perseo les entregó el ojo y el diente. Luego fue a reunirse con Hermes.
-¡Mira!- le dijo alegremente-. ¡Poseo unas sandalias parecidas a las tuyas! ¿Me acompañarás?
-De ninguna manera- contestó Hermes-. Tengo mucho que hacer. De ahora en más, puedes arreglarte solo. Pero cuídate de no mirar nunca a Medusa ni a sus hermanas: ¡te convertirás en piedra! Ah, toma, te confío mi hoz de oro, te será útil.
CONTINUARÁ...

6 comentarios:

Joany dijo...

Buenisima la segunda parte!.
Me encantooooooooo y no me pierdo... la continuacon!, jeje.
Un beso.
Joany

Agustina dijo...

Si, la estoy transcribiendo, por eso es que me tardo tanto!!!
Es muy linda la historia la verdad!
Gracias por firmar!
Besitos!

Sofia dijo...

Es muy larga para transcribirla pero es una historia muy buena y atrapante , Perseo es uno de mis heroes favoritos. Otra historia que es muy buena es la de los doce trabajos de Heracles (Hercules) tambien es larga pero se puede resumir.
Muy lindo el blog!!!!

Sofia

Agustina dijo...

Ok Sofi, me alegro de que te guste el blog.
Es larguisima de transcribir la historia, pero me gusta hacerlo!
Besos y suerte para cuando empieces la escuela!

STIVY dijo...

buenisima estas historias, me encantoooooooo!en verdad no habia entrado a este sitio, te felicito AGUS, me fascinan estas historias ademas es super original este espacio,
un beso
STIVY

Agustina dijo...

Gracias!! Me alegra que me digeras eso! Que bueno que te guste!
Estoy tratando de publicar la ultima parte lo más rapido que pueda! Es muy larga, pero ya esta por terminarce!
Besitos y gracias por molestarte en pasar!