miércoles, 18 de junio de 2008

La mariposa

En Chaco, se encontraba una tribu muy pequeña. El cacique era Acawal, que a su vez era padre de Riksa, la más bella de todas las mujeres.
A ella le gustaba ir a caminar por los bosques y mirar a los animales, pero había uno que le llamaba demaciado la atención: el gusano. Siempre estaba observándolo y no comprendía porque tenía esa forma simple, mientras los demás seres vivos eran tan complejos.
Un día, fue con su padre y le hizo una pregunta:
-¿Porqué el gusano es así?
-¿Así cómo?- Preguntó el padre sin entender.
-Tan simple, tan feo- Respondió Riksa.
-Estas muy equivocada. Este animal es así por fuera, pero te puedo asegurar que por dentro es tan inteligente y bello como tú.
-Bueno, ¡si tú lo dices!
Riksa se retiró un poco disconforme, pero cuando salió de la aldea vio a un muchacho tan bello que se olvidó de todo. Este la vio y se acercó diciendo:
-¿Estas bien? ¿Cómo te llamas?
-Si, me llamo Riksa, ¿y tú?
-Yo soy Soka.
Riksa y Soka se miraron a los ojos y comprendieron que eran muy parecidos en belleza, por eso, siempre estaban juntos y se enamoraron.
Cierto día, caminando por el bosque Riksa vio un gusano y como Soka iva con ella, aprovechó para comentarle lo que pensaba, pero este llegó a la misma conclusión que Acawal.
La muchacha observó al gusano por un buen tiempo y decidió ir a preguntarle al hechicero sobre este. Cuando llegó al lugar le dijo:
-Hola, mi nombre es Riksa y quería hacerte una pregunta.
-Adelante- Respondió el hechicero.
-¿Porqué el gusano es tan simple y feo a la vez?
-¿Estás segura de lo que dices?
-Si.
-Te daré una oportunidad para descubrirlo y espero que la sepas aprovechar.
Y así, este transformó a Riksa en gusano, para que supiera lo que era.
Ella estaba muy enojada, pero no podía decir nada porque sería peor, por lo tanto se retiró y aprendió a vivir como este animal.
Después de muchos días el hechicero la llamó y le hizo la siguiente pregunta:
-¿Qué aprendiste?
-Que estaba muy equivocada. ¡Los gusanos son increíbles!
-Ahora, ya sabes que éste es como cualquier animal, y por la razón que lograste descubrirlo sola, te transformare en "mariposa", y desde ahora, los gusanos, luego de determinado tiempo también serán como tú.
Así, a Riksa le salieron unas grandes y hermosas alas y se convirtió en este ser vivo.
Acawal y Soka estaban muy preocupados por la desaparición de Riksa, pero días después vieron aparecer a un animal que jamás habían visto... La mariposa.
Ellos comprendieron que se trataba de la muchacha y supieron que este animalito era el más simple, pero hermoso que existía.

FIN

3 comentarios:

Joany dijo...

Preciosa historia y me encanto y es verdad lo que deja de moraleja: no desprecies a lo que a tí no te gusta porque puedes estar equivocado...
Un beso y luego si queres pasate que recien acabe de postear: http://fotolog.terra.com.ar/hamtercitos
¡NO CAMBIES!.
Joany

Agustina dijo...

Gracias Joany! Me alegra mucho de que te haya gustado, y no lo aclaré, la inventé yo! Me había olvidado, pero de todas formas esta bien.
Besos y gracias por pasarte siempre por aca!!

Ruth dijo...

HOLA AGUSTINA: te estoy buscando para pedirte permiso para publicar tu cuento de la mariposa en un manual para la escuela primaria que estoy haciendo para el año que viene. Me gustaria que te contactes conmigo a chackielruth@yahoo.com.ar
gracias y saludos