martes, 1 de abril de 2008

Dánae y Perseo V

Perseo corrió a liberar a su madre y a Dictis, su fiel protector. Salvados del tirano , los habitantes de la isla de Sérifos quisieron que Perseo reinara en su lugar.
-No- les respondió-. El único trono legítimo que tengo el derecho de reivindicar es el de Argos, mi patria. Allí regresaré.
El rumor de las hazañas del hijo de Dánae había llegado hasta Acrisio: ¡entonces su hija y su nieto habían sobrevivido! Para escapar de la profecía, Acrisio huyó y se exilió en la ciudad de Larisa; le importaba menos su trono que su vida.
Fue entonces cuando Perseo llegó a Argos y, en ausencia de su abuelo, reinó. Una noche, se le apareció Atenea. El héroe se inclinó ante la diosa; le devolvió su escudo y la bolsa.
-Contiene la cabeza de Medusa. ¿Quién mejor que tú podría usarla, ya que eres a la vez la diosa de la guerra y de la sabiduría?
-Acepto tu regalo, Perseo, y te lo agradezco.
Atenea tomó la cabellera de serpientes y la aplicó sobre el escudo que había permitido engañar a la gorgona.
Desde entonces, la cabeza de Medusa adorna el escudo de Atenea.
Mientras tanto, en Larisa, el rey de la ciudad acababa de organizar juegos. Aún en el exilio, Acrisio, el padre de Dánae, concurrió a las arenas para asistir a ellos. Se sentó en la primera fila. Enseguida se sintió intrigado por un joven atleta que, antes de lanzar un disco, quería a toda costa retroceder hasta el fondo del estadio.
-¿Qué teme?- preguntó Acrisio encogiéndose de hombros.
-Teme lanzar el disco demasiado lejos- le explicó su vecino- , y lastimar así a algún espectador.
Acrisio sonrió ante la pretensión del atleta.
-¿Quién es para creerse tan fuerte?
-Es el nieto del antiguo rey de Argos. Su nombre es Perseo.
Con sorpresa y espanto, Acrisio se levantó de su grada. Pero allá, en el otro extremo del estadio, el atleta acababa de lanzar el disco... El proyectil voló hasta las primeras filas; se abatió sobre la cabeza de Acrisio, que cayó muerto instantáneamente.
Así el héroe Perseo mató a su abuelo, por accidente.
Sin consuelo por el acto, fue reconfortado por Dánae.
-Hijo mío- afirmó-, tú no eres responsable. Nadie escapa a su destino. El tuyo es glorioso. ¿Y quién sabe su tus hijos no realizarán hazañas aún más espectaculares que las tuyas?
Dánae no se equivocaba: con su esposa, la bella Andrómeda, Perseo habría de tener una numerosa descendencia. Una de sus nietas, Aclmena, sería incluso, como Dánae, amante de Zeus. Y de esa unión de una mortal y un dios habría de nacer entonces el mayor y más célebre de los héroes: Hércules. (Es el nombre latino de Heacles. Lo empleamos aquí porque es el más popular) .
FIN

6 comentarios:

Joany dijo...

BUENISIMO AGUSSSSS!!!!!!!!.
Me encanto la historia ¿que postearas despues?, tengo intriga..
Besossssssss.
Joany

Agustina dijo...

Mmm... Todavia no lo tenmgo pensado pero tengo muuuucho que postear! Jiji!
Me alegro que te haya gustado... Y corrección, ahora que vi no es Heacles... Si no Heracles! Jaja!
Despues lo tengo que corregir!
Besos

Sofia dijo...

Me encanta la historia de Danae y Perseo , es muy linda y Atenea , mi diosa favorita , tiene una participación.
Si queres Agus te puedo conseguir la historia de los doce trabajos de Hercules , ya que , el final de esta historia dice que Heracles es nieto de Perseo y queda justo para continuar con esa historia.

Muy lindo el blog!!!

Sofia

Agustina dijo...

Si! Es una presiosa historia!

Besos... Gracias por firmar!

Anónimo dijo...

Hola agus soy fioreela Yo la verdad no tenia la menor idea q habia blogs q tenia mitos, es una d las cosas q mas me interesan. Hoy q tengo q dar una leccion para mi escuela queria ver si estaba la historia, la encontre pero ademas encontre otra serie de historias re interesantes en tu blog
Te dejo un super beso y q sigas con esto q te ba a ir muy bien
toda la suert del mundo
fioree!!♥

MAaku dijo...

agus estuvo buenísimo.. seguí si q t va bien...........BSS